iNaturalist

Ciencia ciudadana | For export del Uruguay

Son incontables las veces que recibí mensajes de mi familia y amigos/as diciendo “¡mirá Flor lo que encontramos en el fondo de casa!, ¿qué es?”. Primero, debo confesar que me gusta muchísimo y que me tomo muy en serio la investigación porque, además, siempre viene bien para la procrastinación. Segundo, que gran parte de las veces no sé de qué organismo se trata, pero no paro hasta desasnar la identidad del hallazgo. Con algunas pistas obtenidas de las fotos, una idea de qué puede ser y unas googleadas tiro el veredicto: “Parece una falsa crucera. Falsa crucera de hocico respingado para ser más precisa. A ver, sáquenle una foto al rostro, a ver si lo tiene respingado, jaja”. A veces se suma algún dato, “¡es inofensiva! Son serpientes comunes, pero como se pueden confundir con las cruceras acarrean el estigma de atemorizar a la gente y casi no sobreviven a un encuentro fortuito, como en este caso :/”.


Registrar la naturaleza es una práctica muy común entre las personas alrededor del mundo. La belleza de los ejemplares en sí mismos y la curiosidad que les genera saber qué son, hacen que difícilmente se crucen con un bicho sin sacarle una foto. Por esto mismo, desde hace varios años existen plataformas online a las que las personas se unen para complacer su naturalismo. Una de ellas es iNaturalist, una red global de ciencia ciudadana donde las personas comparten sus propios hallazgos y ayudan a descifrar ajenos. Personas de todo el mundo, naturalistas, aficionadas, curiosas y expertas, se logguean e interactúan con la intención de explorar, compartir y conocer más sobre mundo natural que les rodea. Basta crearse un usuario para poder empezar. Después, por ejemplo, te vas por el día a chapotear a El Pinar y te encontrás con un bellísimo e irresistible cardenal azul, le sacás una foto y la subís, marcas la localización geográfica, qué fecha es y la hora del registro. Si no sabés qué especies es, entonces, subís el registro y lo dejás sin identificar. A tu rescate llegarán otras personas que ven tu foto y sugieren una identificación: cardenal azul, Stephanophorus diadematus. En esta plataforma, todas las personas pueden tirar veredictos y cuantas más acuerden con una especie más se corrobora la identificación de la misma. Eso señoras y señores, ¡eso es trabajo colaborativo! Es así como los países se van llenando de observaciones, de especies, de gente registrando e identificando. Parece un buen lugar para subir a aquella del hocico respingado, ¿no cierto?


Ahora, lo que quizás no todas las personas saben, es que esa foto que subimos cuando fuimos por el día a comer un asado a la playa puede ayudar (y de hecho lo viene haciendo hace un largo tiempo) a la conservación de la biodiversidad global. Las científicas y científicos alrededor del mundo hacemos uso de estos datos para analizar la distribución geográfica de animales y plantas, el estado de las invasiones biológicas y cómo varía el comportamiento de las especies en el tiempo y espacio. Tener a disposición un enorme número de datos de observaciones de especies con fecha y localización geográfica nos permiten responder un sinfín de preguntas. Por ejemplo, en qué fechas se producen las primeras llegadas de aves migratorias como el chorlito o el playero rojizo al país y si esas fechas vienen variando con el cambio climático. O también, cuáles son las zonas en las que se registran especies introducidas, no nativas e invasivas, como la rana toro o la zarzamora, y cómo avanza su presencia en el territorio a lo largo del tiempo. Además, si el patrón de manchas de un margay es el mismo en Uruguay que en el norte de Brasil o a qué hora suelen verse los zorros de monte en nuestro país y si esa hora del día es igual para otros zorros de Sudamérica.


En Biodiversidata, el Consorcio de Datos de Biodiversidad del Uruguay, estamos usando datos de observaciones y colectas para generar investigación que permita tomar mejores decisiones de cara a la conservación de nuestro patrimonio natural. Queremos, también, mejorar el acceso al conocimiento sobre la biodiversidad de nuestro país, y por eso uno de nuestros principios fundantes es poner a disposición de la comunidad científica y ciudadana nuestros datos y resultados.


Es por todo lo anterior que desde Biodiversidata, queremos invitar y motivar a todas las personas a sumarse y colaborar a través del registro de sus observaciones en la plataforma iNaturalist. Ya sea el yuyo más chico del fondo de su casa o la lagartija más colorida de condado, todas las observaciones son importantes. Al subir sus registros estarán desarrollando comunidad científica ciudadana. Es decir, aportando y por ende transformando, el trabajo científico en el mundo.

Nuestra biodiversidad nos necesita.


Acá podés ver algunos de mis registros

Avatar
Florencia Grattarola
PhD Student in Life Sciences